en Análisis

Nodos de Bazar: ¿importa el tamaño?

Si bien en el caso de Bazar, el gran mercado, tenemos claro que nos gustaría que sea realmente grande y que se suba a la ola del efecto red, cuando pensamos en los nodos individuales, intuimos que existe un tamaño idóneo para ellos relacionado con el Número de Dunbar.

¿Qué es el Número de Dunbar?

Es la estimación del tamaño máximo de una red social distribuida. En 1993 el antropólogo Robin Dunbar, en la actualidad Director del Instituto de Antropología Cognitiva y Evolutiva de la Universidad de Oxford, publicó el primer boceto de un artículo en el que avanzaba que había «un límite cognitivo en el número de individuos con los que una persona cualquiera puede mantener relaciones estables; este límite está en relación directa con el tamaño relativo del neocortex y a las finales impone un límite al tamaño del grupo».

Comparando datos de distintas especies de primates, Dunbar llega a extraer una función relacionando tamaño grupal y volumen cortical. Aplicado a primates y humanos, el resultado es 150. Este es el número de personas con las que es posible tener una relación que implica confianza y responsabilidad. Más allá de este número, sólo hay caras y nombres, pero no historias personales y significados. Aunque en algunos servicios online nuestra «red social» sea más grande que esto, en realidad, más allá del Número de Dunbar, los llamados «amigos» no son más que cromos que coleccionamos por el gusto de sentirnos más relacionados.

A través de una multitud de estudios y ejemplos que Dunbar desarrollará aún después en distintos artículos, el límite máximo de una comunidad conversacional distribuida en la que la colaboración emerge espontáneamente de la interacción y los flujos de información transmiten de forma eficaz el estado del grupo a cada miembro, manteniendo cohesionada la comunidad, parece bien establecido en 150.

Bazar y el número de Dunbar

Bazar entra en esta conversación en cuanto que el gran mercado global que creará, estará conformado por la interconexión de muchos nodos –instalaciones autónomas del software que cuentan con dinamizadores– dentro de los cuales existe confianza. Es esa confianza que va a permitir, entre otros, que empresas de otros nodos se puedan fiar del nodo en cuestión y empiecen a comerciar con las empresas que la conforman. La confianza y la interconexión de los nodos son, por tanto, imprescindibles para permitir a las empresas pequeñas vender fuera sin los costes de la internacionalización física, generalmente sólo al alcance de empresas grandes.

La creación de la confianza sucede únicamente en los niveles más altos de la pirámide del compromiso, los de la participación y, en especial, la interacción. Esto, a su vez, nos devuelve al terreno de las relaciones personales con elementos de confianza y responsabilidad, donde sabemos que es vigente el Número de Dunbar. De ahí que pensamos que el tamaño de los nodos de Bazar, si sus dinamizadores quieren articular relaciones de confianza en ellos, estará relacionado con el número 150.

Bianka Hajdu es consultora en el Grupo Cooperativo de las Indias.

Escribe un comentario

Comentario

Webmentions

  • Número de Dunbar, herramientas web y confianza « Vapor de hojalata

    […] empresas interesadas en crear un mercado preferente entre ellos y de cara a su exterior, también barajábamos el Número de Dunbar como el tamaño máximo de un grupo de empresas […]