Incentivos para la confianza

Una de las razones más importantes para elegir una estructura descentralizada para Bazar fue generar las bases de un sistema que genere incentivos para la confianza.

  1. En cada bazar individual las empresas, al consultar ofertas y demandas, utilizan no sólo la base de datos del bazar en el que están sino la de aquellos a los que su bazar se conecta. El primer incentivo es claro para los administradores y dueños de bazares: cuantos más bazares esté conectado el tuyo a más ofertas y demandas tendrán acceso las firmas que albergas.
  2. Pero como dueño de un bazar tratarás de minimizar el riesgo de ofertas y demandas no fiables o falsas para las empresas que albergas. El software te permite desconectar de la red de bazares a la que tu bazar se conecta aquellos que te susciten desconfianza.
  3. Pero igual que tu puedes desconectarte de otros bazares, los demás pueden desconectarse del tuyo si reciben ofertas o información falsa o de mala calidad desde él. El segundo incentivo es por tanto evitar que tu propio bazar sirva de cobijo a empresas falsas o fraudulentas porque fácilmente quedará aislado tan pronto como los otros administradores se den cuenta.
  4. Por eso cada dueño de un bazar tiene que aceptar a las empresas que alberga, esperándose de él que las elija cuidadosamente… porque hacia ahí apuntan sus incentivos.
  5. Es más, como los usuarios disponen de herramientas de ranking cruzado cuyos resultados son visibles a las demás y a cada administrador, los gestores de bazares podrán establecer una política de mínimos o ayudar a aquellas empresas que estén siendo mal ranqueadas por las demás a mejorar sus relaciones en la red. A los administradores les interesa ayudar a sus empresas más «flojas» para conseguir un mayor valor de la red que ofrecen a los demás usuarios en cualquier bazar.

El resultado es una red autorregulada basada en la confianza, en la que aquellos que mejores servicios den a las mejores empresas, conseguirán ofrecer un mayor valor para sus albergados.

Evaluación de la Red Emprender – Uruguay

El vicepresidente de la CORFO chilena, Gonzalo Rivas, realizó recientemente una evaluación de la Red Emprender que articula a las instituciones públicas y privadas de apoyo al emprendimiento en Uruguay.

En esta evaluación, globalmente positiva, destacamos los comentarios de Rivas referentes a la idoneidad del modelo para ser replicado en en otros países, la visibilidad y valoración de la actividad emprendedora conseguidas, y el cambio cuantitativo y cualitativo que ha supuesto la articulación de las instituciones participantes en red, puesto que muchas de ellas ya realizaban actividades de apoyo al emprendedurismo previamente pero con mucho menos impacto.

Además, Rivas destacó, en base a información proporcionada por estudios realizados entre las instituciones miembro y los propios emprendedores, el apoyo financiero en etapas muy tempranas.

La mayoría de los encuestados y los emprendedores entrevistados tienen la impresión de que los aportes del Fondo Emprender, no sólo financieros, fueron de un valor inestimable para su crecimiento.

Varias empresas declararon que habían tratado de obtener sin éxito financiamiento bancario y que sin el aporte del Fondo Emprender no hubieran podido despegar.

Las instituciones destacadas en la evaluación fueron Ingenio (incubadora de empresas de la Red), Fundación Ricaldoni, Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID-Fomin), el LATU, la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), Prosperitas Capital Partners (PCP) y la Corporación Andina de Fomento (CAF), valorando en cualquier caso, la densidad y diversidad de todos los implicados y su inestimable apoyo.

En cuanto a las críticas, Rivas comentó que «el club de inversores ángeles fue una de las propuestas más débiles del proyecto por ser demasiado ambicioso cuando todavía no había un nivel de prácticas comunes entre los inversionistas que les permitiera tener un grado de conexión y confianza».

El reto que la Red Emprender tiene ahora por delante es el de alcanzar la sostenibilidad. En eso se centra su plan de acción y por ello se encargó también la evaluación mencionada.

La idea es hacer una propuesta concreta recogiendo las actividades que mejores resultados han tenido hasta ahora para seguir recibiendo financiación, tanto pública como privada, aunque con un enfoque ligeramente diferente, más enfocado a la sostenibilidad.

Nodos de Bazar: ¿importa el tamaño?

Si bien en el caso de Bazar, el gran mercado, tenemos claro que nos gustaría que sea realmente grande y que se suba a la ola del efecto red, cuando pensamos en los nodos individuales, intuimos que existe un tamaño idóneo para ellos relacionado con el Número de Dunbar.

¿Qué es el Número de Dunbar?

Es la estimación del tamaño máximo de una red social distribuida. En 1993 el antropólogo Robin Dunbar, en la actualidad Director del Instituto de Antropología Cognitiva y Evolutiva de la Universidad de Oxford, publicó el primer boceto de un artículo en el que avanzaba que había «un límite cognitivo en el número de individuos con los que una persona cualquiera puede mantener relaciones estables; este límite está en relación directa con el tamaño relativo del neocortex y a las finales impone un límite al tamaño del grupo».

Comparando datos de distintas especies de primates, Dunbar llega a extraer una función relacionando tamaño grupal y volumen cortical. Aplicado a primates y humanos, el resultado es 150. Este es el número de personas con las que es posible tener una relación que implica confianza y responsabilidad. Más allá de este número, sólo hay caras y nombres, pero no historias personales y significados. Aunque en algunos servicios online nuestra «red social» sea más grande que esto, en realidad, más allá del Número de Dunbar, los llamados «amigos» no son más que cromos que coleccionamos por el gusto de sentirnos más relacionados.

A través de una multitud de estudios y ejemplos que Dunbar desarrollará aún después en distintos artículos, el límite máximo de una comunidad conversacional distribuida en la que la colaboración emerge espontáneamente de la interacción y los flujos de información transmiten de forma eficaz el estado del grupo a cada miembro, manteniendo cohesionada la comunidad, parece bien establecido en 150.

Bazar y el número de Dunbar

Bazar entra en esta conversación en cuanto que el gran mercado global que creará, estará conformado por la interconexión de muchos nodos –instalaciones autónomas del software que cuentan con dinamizadores– dentro de los cuales existe confianza. Es esa confianza que va a permitir, entre otros, que empresas de otros nodos se puedan fiar del nodo en cuestión y empiecen a comerciar con las empresas que la conforman. La confianza y la interconexión de los nodos son, por tanto, imprescindibles para permitir a las empresas pequeñas vender fuera sin los costes de la internacionalización física, generalmente sólo al alcance de empresas grandes.

La creación de la confianza sucede únicamente en los niveles más altos de la pirámide del compromiso, los de la participación y, en especial, la interacción. Esto, a su vez, nos devuelve al terreno de las relaciones personales con elementos de confianza y responsabilidad, donde sabemos que es vigente el Número de Dunbar. De ahí que pensamos que el tamaño de los nodos de Bazar, si sus dinamizadores quieren articular relaciones de confianza en ellos, estará relacionado con el número 150.

Bianka Hajdu es consultora en el Grupo Cooperativo de las Indias.

Ecosistema de apoyo al emprendedor en Uruguay

En Uruguay, las instituciones de apoyo al emprendedor se encuentran articuladas bajo la marca Red Emprender. Esta Red es continuación del Programa Emprender que le dio vida y que ahora prepara su cierre al ver cumplida su misión de construir el armazón del emprendimiento.

El Programa Emprender nació como una iniciativa para aumentar en forma sistemática el número y calidad de nuevos emprendimientos y/o jóvenes empresas, en sectores dinámicos de la economía uruguaya, promoviendo una cultura emprendedora de alto valor agregado que contribuya a la creación de valor y crecimiento sostenido de la economía del país.

El Programa Emprender fue impulsado por Álvaro García cuando era Ministro de Economía del país basándose en su trabajo desarrollado anteriormente como decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de la República. La Red fue creada y es actualmente ejecutada por el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID-Fomin), el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU), la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), Prosperitas Capital Partners (PCP) y la Corporación Andina de Fomento (CAF).

La red cuenta con servicios en los siguientes eslabones de la cadena de valor de emprendizaje: Captaciones y Motivación, Diseño y Gestación, Puesta en marcha y Desarrollo inicial. La Red Emprender enfoca sus esfuerzos en particular hacia el Emprendimiento dinámico.

Define Emprendimiento Dinámico como toda nueva o reciente iniciativa empresarial con alto potencial de crecimiento y horizonte exportador que genere valor agregado y logre diferenciarse a través de un modelo de negocio, producto o servicio innovador (por su diseño, proceso o tecnología aplicada), como para al menos convertirse en una mediana empresa.

La Red Emprender auna en su madeja de conexiones a una amplia gama de nodos. Estos nodos se agrupan en Organizaciones miembro e Instituciones de apoyo. Las Organizaciones miembro son aquellas que participan con un convenio firmado y están en contacto directo de una u otra forma con las empresas y los emprendedores. En esta categoría cabe destacar la participación de Ingenio, la Universidad ORT Uruguay, la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de la República y la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información. El resto de organizaciones e instituciones se pueden consultar en la web de la Red Empreder.

La Red Emprender presentó en el 2010 unos resultados muy satisfactorios prestando 1011 servicios de capacitación a emprendedores, 427 servicios de puesta en marcha y 18 apoyos financieros para un total de créditos aprobados por un monto de 900.000 dolares.

Startup America: Network for Teaching Entrepreneurship y TechStars Network

Publicamos nuestra segunda entrega acerca del programa Startup America (ver primer análisis sobre el programa), en la que nos centramos en conocer con algo más de profundidad las virtudes y defectos de los modelos de apoyo al emprendedor de dos de las principales redes de centros encargados de las labores de tutorización de nuevos emprendizajes: Network for Teaching Entrepreneurship y TechStars Network.

Una mirada reposada sobre ambos entes nos proporcionará la perspectiva necesaria para afirmar que, si bien llevan a cabo una labor interesante en la fase de semilla, ésta podría pecar de ser excesivamente sistemática, intentando encuadrar a multitud de proyectos de naturaleza diversa en unos estándares demasiado estrictos. Continuar leyendo

StartUp America y una mirada al mundo Latoc

El pasado 31 de enero, el presidente estadounidense Barack Obama convocó a todos los medios de comunicación para anunciarles el nuevo movimiento de u administración para luchar contra la crisis económica, una crisis en la que el problema fundamental es que el despegue de las cifras macroeconómicas no se está viendo reflejado en la creación de empleo.

Lo que la administración Obama anunció aquella mañana fue el programa Startup America, un importante esfuerzo coordinado del sector público y el sector privado con el fin último de promover una cultura emprendedora, fomentar el emprendizaje mediante la formación enfocada al emprendimiento y, por parte de la administración, simplificar la gestión y el lanzamiento de un negocio. El objetivo declarado es que las personas no sólo sean capaces de encontrar un empleo, sino que sepan cómo crear empleos.

Este es el primer post de una serie de posts en los que Garum Fundatio analizará diversas iniciativas enfocadas a fomentar una cultura más emprendedora. En el caso de Startup America, se pone este plan en perspectiva con las acciones que se están desarrollando en el mundo latoc, ayudando a obtener una mejor perspectiva tanto de los aciertos como de los aspectos mejorables del mismo. Continuar leyendo