Incentivos para la confianza

Una de las razones más importantes para elegir una estructura descentralizada para Bazar fue generar las bases de un sistema que genere incentivos para la confianza.

  1. En cada bazar individual las empresas, al consultar ofertas y demandas, utilizan no sólo la base de datos del bazar en el que están sino la de aquellos a los que su bazar se conecta. El primer incentivo es claro para los administradores y dueños de bazares: cuantos más bazares esté conectado el tuyo a más ofertas y demandas tendrán acceso las firmas que albergas.
  2. Pero como dueño de un bazar tratarás de minimizar el riesgo de ofertas y demandas no fiables o falsas para las empresas que albergas. El software te permite desconectar de la red de bazares a la que tu bazar se conecta aquellos que te susciten desconfianza.
  3. Pero igual que tu puedes desconectarte de otros bazares, los demás pueden desconectarse del tuyo si reciben ofertas o información falsa o de mala calidad desde él. El segundo incentivo es por tanto evitar que tu propio bazar sirva de cobijo a empresas falsas o fraudulentas porque fácilmente quedará aislado tan pronto como los otros administradores se den cuenta.
  4. Por eso cada dueño de un bazar tiene que aceptar a las empresas que alberga, esperándose de él que las elija cuidadosamente… porque hacia ahí apuntan sus incentivos.
  5. Es más, como los usuarios disponen de herramientas de ranking cruzado cuyos resultados son visibles a las demás y a cada administrador, los gestores de bazares podrán establecer una política de mínimos o ayudar a aquellas empresas que estén siendo mal ranqueadas por las demás a mejorar sus relaciones en la red. A los administradores les interesa ayudar a sus empresas más «flojas» para conseguir un mayor valor de la red que ofrecen a los demás usuarios en cualquier bazar.

El resultado es una red autorregulada basada en la confianza, en la que aquellos que mejores servicios den a las mejores empresas, conseguirán ofrecer un mayor valor para sus albergados.